©  2019 Gatea Servicios Educativos

  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
Entidad Colaboradora con
logo electricbricks lego.jpg

LOGOPEDIA

Retraso del
lenguaje

Desarrollo del lenguaje más lento de lo normal, con  vocabulario reducido, con dificultades para construir frases, con problemas en la pronunciación de determinados sonidos, etc.

TEL (Trastorno Especifico del Lenguaje)

Desarrollo alterado del lenguaje, más avanzado en unas áreas que en otras, con un vocabulario muy heterogéneo, dificultades para contar historias y estructurarlas, problemas en la pronunciación, no generalización del lenguaje, etc.

Problemas de lecto-escritura

Problemas en la expresión escrita, en la ortografía arbitraria, se confunden unas letras con otras, problemas en la segmentación de la palabra o de la frase, no comprensión de lo que se ha leído, problemas para contar por escrito algún relato, etc.

Afasia

Pérdida de funciones del lenguaje en áreas específicas del mismo, ya sea en comprensión, en expresión o en ambas; que se produce por accidentes cerebrales sobrevenidos como derrames, ictus, ACV´s…

Hipoacusia

Un niño para poder hablar tiene que primero reconocer el lenguaje, esto se produce gracias a señales emitidas por el sistema nervioso central, si algo falla y no oímos lo que nos dicen, o lo oímos pero nuestra vía auditiva no lo entiende, nuestro lenguaje se verá afectado.

Dislalias

Las dislalias son problemas de la articulación, es decir, problemas para pronunciar un determinado sonido, puede ser por dificultad del niño para posicionar los órganos articulatorios de forma correcta como por tener mal la representación mental del sonido. Lo más común es el rotacismo (mala pronunciación de la r).

Disartrias

Problemas en la articulación del lenguaje por un mal funcionamiento de los órganos o músculos fonatorios debido a una lesión cerebral. Se da en parálisis cerebrales, daño cerebral sobrevenido…

Disglosia

Problemas de articulación debido a malformaciones de los órganos articulatorios, las más conocidas son el labio leporino, frenillo labial o lingual, fisura palatina o paladar ojival.

Disfonía

La disfonía puede ser orgánica o funcional. Esto se debe a parámetros acústicos, como son el tono, el timbre y la intensidad; y al uso de la voz (o al mal uso de la voz) ya sea voz hablada, voz cantada o voz proyectada.

Las más comunes son las disfonías funcionales por nódulos o pólipos y también las parálisis de cuerdas vocales.

Laringectomía

Los cambios que se producen en el paciente laringectomizado son: desaparición de los pliegues vocales (ausencia de fonación); modificación en el trayecto del aire respiratorio, lo que produce una mayor vulnerabilidad y cambios en la vida cotidiana. Pueden ser totales donde se pierde la voz y hay que aprender a hablar por otros medios que no son los habituales; o puede ser parcial y la voz queda dañada.

Autismo

El lenguaje de las personas con autismo es muy variado, aunque la mitad de ellos no llegan a desarrollarlo y padecen un mutismo total o parcial, los que lo desarrollan suelen tener un lenguaje con bajo nivel de expresión y comprensión, y bajo nivel de interacción social a través del lenguaje. Dentro del espectro autista encontramos distintos síndromes como Autismo, Asperger, Síndrome de Rett,…

Disfemia - Tartamudez

 Recogeremos en esta categoría a sujetos que presenten un marcado deterioro en la fluidez verbal caracterizado por repeticiones y/o prolongaciones de los elementos del habla tales como sonidos, sílabas, palabras y frases. Pueden ocurrir también otras interrupciones, como bloqueos y pausas. Estas interrupciones normalmente ocurren con frecuencia o son de naturaleza chocante. La extensión del trastorno puede variar de una situación a otra y es más grave cuando existe una presión especial para comunicarse.

Disfagia
Trastorno de la deglución, que aparece por una lesión del sistema nervioso central; como por ejemplo la ACV (accidente cardiovascular). Los síntomas son deshidratación, desnutrición, problemas para tragar o masticar, apneas durante la alimentación, residuos de comida, babeos, escapes de alimentos hacia la faringe, etc.